Reseña #6: Cuentos para entender el mundo - Eloy Moreno

20:30 0 Comments


Hoy os he traído algo especial. Algo de lo que no esperaba hablar pero que, sin embargo, aquí estoy, compartiendo esto con vosotros.

Hace algunas semanas, Eloy Moreno se acercó a la biblioteca de mi localidad para presentar su última novela, El Regalo. Narró ciertas historias que le sirvieron de inspiración para este último proyecto y que a mi me sorprendieron. No creía que existieran personas que fueran capaces de dejarlo todo : sus trabajos, sus vidas, a sus amigos, su familia... dejarlo todo atrás para emprender un viaje a un país en el que no conocían el idioma y en el que les costó adaptarse. Ellos, por lo que contó Eloy, eran enfermeros y al llegar un país en el que no sabían comunicarse puede que se pusieran nerviosos en un principio.

Es muy duro irse así, pero si no recuerdo mal,  dijo algo sobre que sus hijos iban a estudiar en el extranjero durante algunos años. Ellos tendrían entre 8 y 12 años. Para cuando volvieran a casa, serían mayores. A lo mejor la relación padres-hijos no volvería la misma. Supongo que, tras meditarlo, corrieron un riesgo al irse con ellos a vivir fuera de España.

Yo pregunto, ¿Quién hace eso? ¡ Nadie! Por eso esa familia es única. Es una verdadera piña. Y, de verdad, que muy en el fondo pienso que son unos temerarios, pero también les admiro.

Este es sólo un ejemplo de los muchos que enumeró aquel día. Pero a lo que iba.

En este encuentro, Eloy recalcó la continuación de su libro de cuentos que presentó el año pasado también en mi municipio: Cuentos para entender el mundo. Esta obra contiene una colección de cuentos cortos, que en pocas palabras lo transmite todo, desde una reflexión hasta la chispa que hace que te des cuenta de ciertas cosas. En definitiva, son maneras de entender el mundo a través de unas enseñanzas que tanto mayores como pequeños pueden disfrutar. Te transmiten sentimientos y algunos cuentos te hacen suspirar de emoción.

Navegando por internet, he encontrado algunos. Y, afortunadamente, puedo compartir mi favorito con vosotros:

El siguiente cuento que os voy a enseñar lo leí cuando las cosas no me iban demasiado bien en lo referente al mundo académico. Hubo ciertas cosas que me hicieron bajar la moral hasta casi ahogarme en un vaso de agua, y este cuento vino en el momento correcto. Me hizo pensar; reflexionar sobre lo que vale la pena y lo que no; comprender que todo está en nuestra mente, y que si te dices a ti mismo "Si puedo", vas a poder, porque tu fuerza de voluntad es más grande que cualquier otra cosa. El cuento se titula : "El niño que pudo hacerlo".



Por otro lado, quiero resaltar el poderoso don y el espectacular sentido del humor con el que relata las cosas cuando hace alguna presentación de sus obras. La viveza y la pasión con la que engancha al público lector es sorprendente. Y si tienes alguna oportunidad de poder ir a algunas de sus presentaciones no te vas a arrepentir, te lo aseguro.

Y retomando el tema de la presentación que tuvo lugar este 2016, quiero recalcar una frase que dijo el autor y que, tal vez, me impresionó demasiado : "— Y a mí, cuando nadie me ve, también me balanceo en el columpio con mi hija. ¿Por qué no? Deberían existir columpios para adultos."

Siendo sincera, no me lo terminé de creer en aquel momento cuando lo dijo. No podía imaginármelo sentado en el asiento del columpio balanceándose. Pero...¿Sabéis que? Me ha impactado aún más encontrar una foto de él balanceándose en un columpio mientras buscaba imágenes para poner en este post. (Que grande Eloy...¡Qué grande!).

Y ya, por último, decir que si mi hermano no hubiera comprado este libro, nunca hubiera descubierto la belleza que esconde este mundo tras cada pequeña acción y tras cada pequeña palabra. Y no me da ningún pudor decir que las reglas que aparecen al principio de la obra, esas de leerse un cuento al día y contarle un cuento a los demás me las he saltado a la torera. (Bueno, eso de leerle un cuento a los demás...antes he compartido dos con vosotros a si que espero que cuente).

Lo que si que de verdad he tratado de cumplir ha sido la última norma que impone Eloy, esa que dice que una vez haya comprendido el mundo, intente mejorarlo. He empezado con pequeñas cosas: un consejo,pequeños ejemplos... En fin...siempre he pensado que las pequeñas cosas marcan la diferencia.

Piensa en pequeño para conseguir algo grande. ¿Y tú qué harías para mejorar el mundo?

0 comentarios:

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: La iniciativa "Seamos Seguidores" se encuentra en la barra lateral del blog, en una cajita corredera donde están todas las iniciativas en las que participo. No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.