Reseña #11: El Hechizo del Highlander - Karen Marie Moning


Cian MacKeltar, poderoso druida del siglo IX, fue encerrado en un espejo mágico de los tuatha dé danaan por Lucan Trevayne. Ahora, más de mil años después, se dan por primera vez en dicho tiempo una serie de coincidencias que hacen que el espejo salga por vez primera de casa de Lucan y vaya a parar al despacho del profesor Keene.
Jessica St. James recibirá una noche de viernes una llamada telefónica que cambiará su vida; el profesor Keene le pide que acuda a su despacho a recoger la entrega de un objeto que él no puede atender por encontrarse en el hospital a causa de un accidente. A regañadientes Jessi acudirá, pero sin imaginar que a partir de ese día su vida daría un giro de ciento ochenta grados pasando de ser monótona, aburrida y sobresaturada de trabajo a tener que aliarse y ayudar a un hombre que debería haber muerto hace más de mil años si quiere seguir con vida.

MI OPINIÓN

Jessi es una joven estudiante de arqueología que tiene su vida planeada al milímetro, tanto que casi no tiene tiempo ni para dormir.

Trabaja como ayudante para un profesor de la universidad, haciendo encargos e incluso dando clases. Estudia un doctorado de arqueología y no tiene tiempo para dedicarlo a una relación.

Pero esta rutina se rompe tras el accidente del profesor, quien tras tranquilizarla y mandarle hacer miles de trabajos y correcciones, le pide que firme un encargo especial y se vaya a casa.

Lo hace. Lo recoge, pero se ve obligada a abrir la caja. En su interior hay un espejo. Uno de los más valiosos. Una reliquia que ha costado “mucha pasta”.

No podía imaginarse que dentro de ese espejo que data de la era de piedra se escondería un gran hombretón del siglo IX, maldecido. Hechicero y Druida. Ha estado atrapado 1133 años. Ha contado cada una de las piedras que le encierran en una prisión mágica. Sabe cuales son normales, cuales tienen otro color o cuales tienen algún desperfecto.

Vestido apenas con un laid, salva a Jessi de una muerte segura. Es puro músculo, pura virilidad cargada de erotismo. Y peligroso.

Hubo una escena que me llamó muchísimo la atención, y es cuando Jessi pronuncia unas palabras para dejar salir del espejo al highlander. Cuando éste sale, Jessi, la dulce virgen Jessi, le lame la espalda. Claro…un sueño…o eso creía ella. (¿Quién demonios hace eso de todas maneras?).

Cian McKetar es un hombre engañado; un hombre que ha sucumbido a la oscuridad. La venganza palpita en su mente. Es en lo único que piensa. Lo único que lo tiene obsesionado. O por lo menos hasta que conoce a Jessi, esa chica con grandes pechos y curvas bien perfiladas.

La lujuria es un factor fundamental en la novela. La atracción que sienten ambos personajes es inmensa. E incluso más de una vez sucumben a la tentación.

Cian nunca ha creído que le llegaría una compañera del alma. Según su familia, todo druida tiene su media mitad. Y ha tenido que esperar mucho tiempo para poder conocerla.

Él desea volver a la tierra que le vio nacer: al castillo de los keltar. Tras pasar varios malos ratos y haber huido de la Ciudad Tímida, conoce a uno de sus descendientes: Dageous.

El hombre que lo maldijo le hizo creer que su familia había sido aniquilada, pero lo único que hizo fue borrar sus recuerdos, cualquier evidencia que refleje que Cian existió de verdad. Su descendiente creía que era sólo un mito hasta que le vio usar la Voz con el dependiente de una tienda de Inverness.

La novela me ha recordado a “Un amante de ensueño” de Sherrilyn Kenyon. Ambos protagonistas masculinos están atados a algún objeto mágico que los retiene y los hace vivir una existencia mortificadora.

En el caso de nuestro highlander, se encuentra atrapado en el cristal oscuro, uno de los elementos más poderosos de los Invisibles.

Como aspecto negativo, tengo que destacar que le final no ha terminado de gustarme. Ha sido demasiado precipitado, contando las cosas en vez de mostrarlas, cosa que no me ha gustado y que, por lo tanto, no me ha convencido mucho. Todo hay que decirlo. Pero no por ello, voy a aborrecer la novela.

También es verdad que en las escenas de erotismo, el instinto primario de los personajes despierta y se vuelve salvaje hasta el punto de que cualquier sitio es perfecto para…ejem, bueno…ya me pilláis.

Y por último, decir que esta novela es la séptima de una saga que Karen Marie Moning ha creado. Una novela muy interesante si te gusta la mezcla de la magia y los hombres de las tierras altas de escocia.


Ps: Ya sé que más arriba, eso es lo último que iba a decir...pero, ¡Qué más dá! Recuerdo que esta es la segunda reseña que hago de la sección del blog : Mi Rincón del Highlander

Ahora sí, me despido de vosotros. 

¡Sed felices!

6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Quiero decirte que te he nominado a Best Blog :D
    Aquí tienes tu nominación y más información

    http://unlibroyte.blogspot.com.es/2016/07/best-blog.html


    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya gracias! Lo haré en cuanto pueda.

      Un beso :D

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    No me importaría leerlo. No le diré que no si se cruzase en mi camino.
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja yo tampoco me quejaría mucho. Me alegro aue te haya gustado la reseña.

      Nos leemos :D

      Eliminar
  3. Hola
    Bueno, estoy como que si como quedo, pero ahora me decanto más por el no, creo que estoy buscando hhistorias un poco más complejas.
    Besos
    Ataque Friki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es verdad que la trama de esta novela no es muy compleja ahora que lo pienso. Espero que el siguiente te animes a leerlo.

      Un besito :D

      Eliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: La iniciativa "Seamos Seguidores" se encuentra en la barra lateral del blog, en una cajita corredera donde están todas las iniciativas en las que participo. No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.