Reseña #63: El Príncipe de las Estrellas - Susan Grant

13:22 6 Comments

(*) Edición solo disponible en Inglés
Ian Hamilton se consideraba a sí mismo un tipo normal, un magnate de las finanzas que encontraba toda la emoción que necesitaba en el mercado de valores y en su vieja Harley Davison. Pero su vida da un giro radical cuando su padrastro le elige como el sucesor a la corona de su imperio y le ofrece las riendas de una misión que puede ser crucial para conservar la paz mundial. No le queda otra opción que aceptar la aventura.

En una atrevida apuesta por la libertad, la Princesa Tee’ah cambia el mundo que conoce por la libertad que le proporciona pilotar una nave. Nunca más se comportará como una princesa, nunca más seguirá las reglas. Será ella quien elija el hombre con el que quiere casarse y el tipo de vida que quiere llevar. Y cuando un atractivo extraño le ofrece trabajo como piloto del Sun Devil, ella elige el juego de su vida, con un hombre que debería haber evitado a toda costa. Desde el cielo azul oscuro hasta las calles empapadas de neón de Los Ángeles, Tee’ah e Ian comprenden que la verdadera aventura está en aprender que algunas reglas.


Como bien dije en la reseña del primer libro, me voy a quedar con unas ganas irresistibles de leer el último libro de esta trilogía, porque el segundo ha sido simplemente genial.

En comparación con el primero, su lectura ha sido mucho más amena y rápida de leer, y no es porque tenga muchas más páginas (apenas unas cincuenta más). Puede que me haya gustado mucho más que el primero, no estoy segura. Ahí están las dos novelas: fifty-fifty.


En esta segunda entrega conocí a Tee’ah, una princesa cautiva en su propio palacio por las antiguas costumbres Vash. Es una joven que anhela la libertad tanto como el cuerpo humano necesita el aire para respirar. Nunca ha ido en contra de las normas ni de su familia, hasta que decide hacer un pequeño acto de rebelión que cambiará su vida para siempre: convertirse en piloto y huir lo más lejos que su nave robada podía ir. Pero surge un problema bastante gordo: Ian Stone, un comerciante del mercado negro al que encuentra por casualidad. Y no solo eso: su nave robada siendo registrada por su gente cuando llega a Baresh, uno de los planetas de la órbita Vash. ¿Qué es lo que puede hacer una joven de la realeza convertida en piloto y atrapada en un planeta ensombrecido por las actividades ilegales?

Desde luego, la respuesta la tiene Ian Hamilton. Por el apellido os podréis imaginar de quien es hijo, ¿Verdad? Sí, Ian es el próximo heredero a la corona Vash, una posición de indescriptible poder en frente de toda la galaxia.

Natural de Arizona, este chico tan recto y tan entregado a la cultura de su padrastro, me ha robado el corazón como el propio rey actual de la galaxia en el primer libro.

Viaja en su nave con un único propósito: espiar a una persona lo bastante importante como para poner en peligro la alianza entre la Tierra y la Federación, firmada hace siete años. Pero hay un problema: todos los pilotos de su nave han muerto por el maldito alcohol; el último de ellos por una sobredosis. ¿Qué creéis que hará cuando descubre que su reciente compañera de copas es una piloto? Y no una piloto cualquiera, sino una piloto con unas destrezas increíbles. Obviar la borrachera que la pobre chica tiene en el cuerpo y llevarla a su nave cuando apenas puede contenerse en pie. Si. Una decisión impulsada por la desesperación de salir tras su objetivo y abandonar el planeta prima sobre todo lo demás.

En un principio, Ian no cree que pueda confiar en Tee, una joven de ojos dorados y rasgos aristocráticos, más propio de la familia real que de una maleante del espacio; pero con el paso del tiempo le da esa confianza en granitos de arena.

Ian, más que el próximo sucesor, parece un terrícola más; con una apariencia un poco descuidada. Con su Harley Davinson a bordo de la nave, parece el tipo de chico con el que Tee piensa que podría enamorarse.

La temática de amor en la galaxia sigue patente en esta continuación, y por lo que he podido traducir con mi inglés deficiente, seguirá así con La Princesa de las Estrellas, el último libro de esta trilogía. Sé que lo dije en la reseña del primer libro, pero me encantan este tipo de temáticas. Y los que me conocéis más, cualquier género mezclado con romance me vuelve loca.

La autora nos presenta a una princesa fuerte y decidida, con dudas y cargada en su espalda con el pesar y algún que otro arrepentimiento. El príncipe heredero tampoco se queda atrás: dulce, carismático, decidido, con autocontrol de sí mismo… nos describe más que a unos simples personajes de un libro: nos describen a unas personas que bien podrían ser de carne y hueso, con sus equivocaciones y errores colgando de ellos como un letrero luminiscente. Me ha encantado la dedicación que Susan les ha dado.

En cuanto al escenario donde se desarrolla toda la trama, es exactamente igual al primer libro, al tratarse de una novela que se extiende por los mundos Vash y la frontera, donde se sitúa la Tierra.

Una novela totalmente recomendable. ¡Qué digo! Toda la trilogía es recomendable. Uniendo cabos: si el primer libro habla de la madre de Ian y de Iliana, y el segundo de Ian, el hijo de Jas Hamilton, ¿De quién creéis que irá el tercer libro?

Además, de que me ha picado tanto la curiosidad que estoy hasta por comprármelo por internet en inglés y leérmelo, aunque tarde siglos en hacerlo. La pareja de la última entrega promete bastante. En El Príncipe de las Estrellas he podido conocer muy ligeramente a Ché Vedla, primer hombre de sangre pura Vash con derecho al trono después de Ian. No quiero hacerme ideas precipitadas, pero solo con la personalidad de Iliana, la hermana de Ian, presiento que la última parte será un bombazo.

Así que si todavía no te ha quedado claro, te lo digo: ¡Tienes que leer la Trilogía de las Estrellas! (y si no dominas tan bien el inglés como yo, por lo menos los dos primeros…)

Sin duda, la tensión sexual y el ambiente exótico de la galaxia es una mezcla que no falta en ningún libro de esta trilogía.

Y por último (si, ya lo sé, estoy tan emocionada que aún no me creo que esté escribiendo esta reseña tan larga), os recuerdo que en la reseña de El Rey de las Estrellas opiné que la portada del segundo libro de la editorial Valery era horrorosa. Pues bien, mirando en Amazon me topé de lleno con esta trilogía en la página oficial de Susan Grant y descubrí que las portadas de estas tres novelas son preciosas. Yo no entiendo como las españolas son tan dejadas, de verdad. ¿Qué pensáis? A parte de todo lo que os he constado, ¿Os animaríais a leer la trilogía si en vez de haber visto las portadas españolas, las hubierais visto en su versión original? Yo, desde luego, lo tengo más claro que el agua.

6 comentarios:

  1. Hola!
    No conocía esta trilogía, pero sin duda se nota que te ha gustado.
    Me la apunto^^
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Acabo de buscar la portada de este libro en español y la verdad es que no me gusta ni una ni otra, jejeje. También es cierto que la historia no me llama demasiado, no me veo disfrutando de su lectura y con todo lo que quiero leer mejor me centro en los libros que tengo pendientes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. hola,
    pues no se que hare con esta saga, tiene muy buena pinta y despues de leer tu reseña me ha llamado la atencion, pero es que tengo tantas sagas empezadas que cojo pereza
    Me lo llevo apuntado, gracias por la reseña
    Besotes :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Un trilogía bastante interesante y buena historia, aunque es una pena que esté en inglés :/
    Me alegra que lo disfrutaras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!

    La verdad es que paso xD

    Se ve interesante y todo... pero no me llama lo suficiente como para darles una oportunidad!
    Besos :*

    ResponderEliminar
  6. Hiya! Estaba yo ahí inmersa en la sinopsis y cuando he empezado a leer tu reseña y me he dado cuenta de que no era el primer libro, casi se me sale un ojo porque he estado a puntito de spoilearme a mi misma. Con esto quiero decir que, entre el fragmento, las primeras líneas de tu reseña, la conclusión y que soy una loca de las Harleys, a mi me ha ganado. Voy a hacerme con ellos, y me guardo la entrada para venir a comentar cuando haya leído ambos. Gracias por el descubrimiento.

    ¡Nos cotilleamos! Regards; xx

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: La iniciativa "Seamos Seguidores" se encuentra en la barra lateral del blog, en una cajita corredera donde están todas las iniciativas en las que participo. No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.