miércoles, 26 de septiembre de 2018

Reseña #78: Lágrimas de Sirena - Eliu Solís

*Gracias al autor por el ejemplar
Tras la muerte de su madre, Nowell acompaña a su enferma abuela Sybella a la pacífica isla de Blodwen. Sin embargo su tranquilidad se ve alterada por el descubrimiento de una entristecida sirena con el poder de preservar la vida y cuyas lágrimas hacen brotar mágicas flores blancas. Para proteger a la sirena y a su abuela de un fatídico destino, Nowell tendrá que enfrentar una retorcida y amenazante presencia que acecha en lo más recóndito de los bosques. 
Con la ayuda de la ingeniosa y alegre Samantha, Nowell descubrirá los desconcertantes misterios que descansan en el corazón de Blodwen, y comprenderá que para salvar a aquellos a los que ama, es necesario liberar el canto de las sirenas.



La verdad es que me esperaba algo un poco distinto a lo que me encontrado en Lágrimas de Sirena, la última novela del escritor mejicano Eliu Solís, pero, aun así, he saboreado cada página, disfrutando de la narración, del ambiente y, sobre todo, de los personajes que pueblan sus páginas.

Comienza con Nowell, un chico que por causas de la vida acaba de perder a su madre y se ve obligado a vivir con su intrépida y enferma abuela  Sybella en su casa de la isla de Blodwen.

Esta isla es conocida por las famosas Flores de la Luna, tan hermosas y místicas que en el siglo XVIII valían más que su peso en oro. Eran codiciadas por todo el mundo, y debido a las condiciones curiosas de la isla, sólo se producía en ella, por lo que sus gentes vivían de este rico comercio y de la leyenda en torno a la creación de estas flores. Blodwen podría exponerse como una isla llena de mitos de sirenas y leyendas que relacionan a un rey que, desesperado por escuchar el canto de las sirenas, le llevó a descuidar sus cargos como gobernante y como esposo.

Como os decía, Nowell es el protagonista de esta historia aunque no es el narrador. La narración está en tercera persona aunque siempre enfocada en el protagonista.

Desde que comienza la narración, a simple vista, solo observamos a un niño alicaído y sufriente. No hay misterio que valga. El autor se centra en el dolor de la pérdida de un ser querido, pero poco a poco el ánimo de Nowell irá mejorando gracias al mito de las sirenas de la isla, a Samantha –una dulce, aventurera y futura astróloga, además de inteligente, que se hace amiga de Nowell, aunque su encuentro inicial no sea de lo más convencional-, el carácter explorador e incansable de su abuela Sybella y, por supuesto, de Theia, la sirena, y de su guardián Astrado y el misterio que se fragua alrededor de estos dos últimos personajes.

Me ha encantado el hecho de que el autor de importancia a Astrado, nos relate su historia, porque se esa manera comprendemos quien fue y lo que le llevó a ser el monstruo que es ahora. Siempre pienso que los malos también tienen razones y una historia que contar. En este caso, he sentido pena por él y por el futuro que le ha tocado vivir.

Sybella también me ha parecido un personaje digno de ser mencionado con admiración. Pese a su precaria salud, decide ayudar a su nieto en su aventura por descubrir y ayudar a la sirena varada en La Ensenada del Silencio. Es una mujer que ha vivido plenamente su vida, sin restricciones de ningún tipo incluso en su vejez, y que ha vivido aventuras que cualquiera soñaría con tener.

Aparece también la amiga de Sybella, Lynveil, con un aura, a ojos de Nowell, algo sobrenatural. Y quizá sea verdad, porque pienso que este personaje existe como una especie de oráculo para el protagonista, aunque en una primera instancia, no llegue a valorarlo.

Todo el misterio se frunce alrededor de las sirenas, sus lágrimas y de las Flores de la Luna. Me ha parecido una novela entretenida y ligera de leer. Eso sí, la novela necesita una revisión respecto a faltas de ortografía, sobre todo en el primer tercio de la novela, aunque no me han dificultado la lectura y, por suerte, no han sido muchas las que he visto. 

En suma, es una novela agradable de leer, que te catapultará a una isla llena de mitos de sirenas que, a veces, son muy reales.

martes, 18 de septiembre de 2018

Reseña #77: Una Corte de Alas y Ruina - Sarah J. Maas


La magia de La Bella y la Bestia con la fuerza de George R.R. Martin. Tercera parte de Una corte de rosas y espinas. 
Feyre ha vuelto a la Corte Primavera decidida a desvelar las artimañas de Tamlin y las razones del rey que amenaza Prythian. Pero para hacerlo, tendrá que jugar al mortal juego del engaño… un solo paso en falso podría condenarla, no solo a ella sino a todo su mundo. La guerra se cierne sobre todos, y Feyre tendrá que elegir muy bien en quién confiar.


Antes de comenzar a hablaros del final de la fabulosa trilogía de Una Corte de Rosas y Espinas, tengo que deciros que son las dos y cuarto de la mañana. Acabo de terminar de leer Una Corte de Alas y Ruinas y me he propuesto no irme a la cama hasta que haya terminado esta reseña.

Viendo lo impactada que me dejó el segundo libro de la trilogía, Una Corte de niebla y furia, comencé de inmediato a leer el desenlace, una novela de más de setecientas páginas y que me he devorado en 18 días. Sí, señoras y señores, con esta novela he batido mi récord tanto en extensión como en tiempo dedicado a leer la novela. Ni siquiera con la segunda parte de la trilogía tardé tanto. Quizá sea porque esta novela narra muchos acontecimientos, traiciones y decisiones difíciles, entre otros.

Si Hybern era una amenaza en los dos primeros libros, para Feyre y Rhysand y para todo Prytian es un poderoso enemigo con un arma que podría borrar la tierra que pisan con sólo unas palabras en el idioma antiguo, un idioma que existía mucho antes de que existieran los altos lores y los humanos.

El Caldero es el origen de todo, lo hecho y no hecho; el origen de lo que es Prytian. Y el hombre que ha conseguido dominarlo, tan perverso como lo es el propio caldero. Pura maldad, una existencia maldita. Alrededor de este caldero, del terrible poder que puede desatar, comienza esta novela.

Feyre es obligada a volver con Tamlin a la Corte Primavera para poner a salvo a las personas que realmente le importan. Y éste ignora completamente que se encuentra ante la Alta Lady de la Corte Noche y que cuyo consorte no es nada más ni nada menos que el Lord más temido en Prytian.

La venganza y la necesidad por sobrevivir envuelven la primera parte de la novela. Recuerdo que Sarah J. Maas prometió un bonito espectáculo para el desenlace de la historia de Feyre, una alta fae, antaño humana. Y lo ha cumplido con creces.

Una Corte de Alas y Ruina se prepara para la guerra que se avecina, y Rhys, además de enloquecer a su pareja de amor y a nosotros los lectores por sus bromas tan intimas con Feyre, decide reaccionar con todo lo que posee y arriesgar todo lo que ama por mantener la paz sobre la tierra, humana o fae.


Feyre Archeron, apodada Rompemaldiciones, es más fuerte que nunca. Al lado de Rhys, ella es capaz de hacer cualquier cosa gracias al amor y al apoyo incondicional que recibe de él. Su poder crece sin fisuras, desarrollando los talentos de todas las cortes de Prytian. Un personaje fuerte y obstinado, que no teme ni ante sí misma. Entrenada por Cassian, el guerrero ilyrio más fuerte del ejercito de Rhys, se demuestra a sí misma que sí puede hacer lo que se proponga, aunque en ocasiones tenga que encoger de terror el corazón de su compañero por sus acciones despechadas.

Composición realizada por La Obsesión de Naya
Elain y Nesta cobran protagonismo en esta parte de la historia. Como faes renacidas, cada una posee un don que pueden utilizar para luchar contra lo que se avecina. También conoceremos a otros personajes, leyenda para mi querida Feyre: Drakon y Myriam, los primeros que lucharon por la convivencia entre humanos y faes.
La guerra que se desarrolla en esta novela es brutal. Aparecen monstruos que ya conocemos como el Tallador de Huesos, Stryga, el suriel o Bryaxis. Antiguos dioses, letales y olvidados.

Feyre y Rhys tendrán que hacer muchas elecciones difíciles y afrontar las consecuencias de la misma. Me ha parecido un final fantástico, justo como me lo esperaba, aunque la autora deja cabos sueltos. Supongo que a modo de gancho para que continuemos leyendo las novelas que siguen a ésta. Aunque ya os adelanto que la trama principal de la historia se cierra con esta novela. Las que vienen son las biem historias. Yo solo espero que Sarah sea buena y profundice sobre el romance de Elain y Nesta.

Una Corte de Hielo y Estrellas es la primera novela corta inmediatamente después de los acontecimientos de Una Corte de Alas y Ruinas y a la que me voy a sumergir hoy mismo.

En mi mente aún reverbera el grito de guerra que dio pie al enfrentamiento más duro de la historia de Prytian. En serio, no te puedes perder esta trilogía.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Reseña #76: Una Corte de Niebla y Furia - Sarah J. Maas


Feyre está destrozada. Y aunque tiene a Tamlin por fin a su lado sano y a salvo, no sabe cómo pordá dejar atrás los recuerdos que la acechan... ni cómo mantendrá en secreto el oscuro pacto que hizo con Rhysand, que la mantiene intensamente unida a él y la confunde. 
Feyre ya no puede seguir siendo la de antes. Ahora es fuerte y debe romper con todo lo que la ata. Su corazón necesita libertad. La seducción, el romance y la acción, alcanzan niveles épicos en esta nueva entrega de la saga superventas de Sarah J. Maas.

«Hermosa y romántica a la vez que salvaje. Absolutamente fascinante» New York Times

  
Hace más de un año que no volvía a leer la historia de Feyre, y aunque en su momento leí Una Corte de Niebla y Furia, me dejó tan impactada que no pude escribir la reseña (aparte de que estaba muy enfadada, en el sentido de que no tenía el desenlace de la trilogía y me moría de ganas por saber qué iba a pasar con ella, con Tamlin y con Rhysand). 

La novelaun retelling que al principio se vendía como la bella y la bestia, se transforma en algo completamente distinto gracias a la pluma insuperable de J. Maas, con pinceladas preciosas extraídas del mito de Hades y Perséfone. 

Comienza meses después de que Feyre hubiera roto la maldición que caía sobre Prythian, dando con ello incluso su propia vida para lograrlo por esa tierra que una vez odió y por su amor ciego por Tamlin. 

Pero Amarantha ha dejado secuelas profundas sobre todo en el alto lord de la Corte Primavera (aunque en general, ningún personaje que haya estado en contacto con la comandante de Hybern se libra del horror y las pesadillas) y vemos, como lectores, como poco a poco ese amor se va convirtiendo en algo claustrofóbico para FeyreFeyre, que es una joven de carácter indomable, que lucha con uñas y dientes por lo que cree y más desea, se siente como una prisionera en una jaula de oro. En la jaula en la que la ha encerrado Tamlin sin siquiera saberlo. 

En Una Corte de Niebla y Furia cobra protagonismo Rhysand, el lord de la Corte Noche, un hombre que intenta por todos los medios proteger lo que más ama en el mundo: los sueños, aunque para ello tenga que hacer uso de su terrible Corte de las Pesadillas y sus temibles dones; y a Feyrela joven que arriesgó todo en Bajo la Montaña y a la que se siente terriblemente atraído por algo mucho más fuerte que burdos sentimientos. 

Ver el cambio de Feyre a lo largo de la novela, ver cómo vence sus miedos, desarrolla sus habilidades y se curte en el arte de la guerra ha sido liberador. Ya lo fue en las escenas finales de Una Corte de Rosas y Espinaspero en esta continuación es simplemente espectacular. 


Rhysand tampoco se queda atrás. Bajo una apariencia de monstruo rompe-mentes, debajo de esa coraza de acero y oscuridad, se encuentra un hombre solitario, comprensivo, valiente y terriblemente tierno; un hombre sensual y seductor. Es todo lo que necesita Feyre para poder dejar sanar sus heridas y pasar página, demostrarse a sí misma que ha sobrevivido gracias al apoyo que él le brinda y a su fuerza de voluntad. 

Y aunque no puede negar lo que siente por Rhys, se siente como una mentirosa deseando algo que no debería. O por lo menos, así lo piensa. La verdad es que el romance entre ellos es algo que se cuece a fuego lento, que hace incrementar el deseo y las ansias contenidas del uno por el otro con cada escena que pasan juntos. Y las escenas íntimas entre ellos, aunque escasas, son demoledoras, pese a que saben que una gran guerra está a punto de estallar tanto en Prythian como en territorio mortal. 

Lo mejor del libro: la confesión de Rhysand a Feyre
Se me partía el corazón según iba leyendo los sentimientos, la desesperación y la impotencia contenida de este alto lord que tiene atemorizado a todo Prythian. Todos los sentimientos a flor de piel. 

Pero el romance, aunque se puede entrever al principio, no es lo principal del libro y es por eso que quizá me ha gustado tanto. Abarca el tema de superar los traumas, las heridas de guerra; el duelo interno entre lo que uno desea y lo que es correcto; la responsabilidad y los riesgos que hay que asumir por seguir manteniendo el orden. 

Me han encantado otros personajes como Mor, la prima de Rhysand, con un pasado tan turbulento que es inevitable sentir lástima por ella, aunque ella por sí misma se cuelgue una máscara de indiferencia y de impiedad, por lo menos en la Corte de las Pesadillas; Amren, que no se especifica lo que es en realidad aunque su alma esté encarcelada dentro de un cuerpo mortal; Cassian y Azriel, ambos pertenecientes al pueblo Ilyrio y ambos de los guerreros más poderosos del territorio. Todos ellos, el Círculo Íntimo del lord de la Corte Noche, amigos desde hace siglos, con una gran historia a sus espaldas.  

Velaris es una ciudad a la altura de su lord: un lugar mágico, creado por soñadores para soñadores. 

Sarah J. Maas ha creado un mundo del que no he querido despegar el ojo, lleno de amenazas y verdades a medias; de un amor que traspasa los límites de la muerte; de engaños y mentiras. Un mundo con más espinas que rosas, con un cielo negro donde convergen las estrellas y los sueños. 

No sé si esta reseña estará a la altura de lo siento por ella o si realmente le hace justicia a la novela, pero realmente me siento realizada hablándoos de ella.  

Y nada más que deciros… De momento, de la trilogía, mi favorito. En cuanto termine de escribir esta reseña, me lanzo de boca a Una Corte de Alas y Ruina. Realmente, por el final que ha tenido Una Corte de Niebla y Furia, promete mucho, así que me despido y os animo a leer esta trepidante trilogía si os gusta, además de la fantasía y el romance, un retelling con mucha originalidad.