Reseña #82: Amy y Roger. 5000 kilómetros para enamorarse - Morgan Matson

12:34 8 Comments


Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas. A medida que avanza, ambos descubrira´n que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.


Para empezar, esta novela no ha sido como me esperaba. Amy y Roger. 5.000 kilómetros para enamorarse es toda una aventura por América que comienza con la mudanza de la familia de Amy tras un terrible accidente automovilístico en el que muere su padre, un gran historiador, amante de Elvis y gran padre de familia.

Este hecho deja destrozada a Amy y se culpa a ella misma por lo que ocurrió. Tras una actuación de teatro, vuelve a casa –una casa que ahora estaba desierta, pues su madre se había ido al otro extremo del país y su hermano gemelo en rehabilitación- habla con su madre y de la mudanza. Al parecer, va a tener que hacer miles de kilómetros en coche. Pero Amy, tras el fatídico accidente, no puede subirse a un coche sin que los recuerdos la abrumen y comience a temblar.

Es aquí cuando aparece en escena Roger Sullivan, un chico con el que mantenía una amistad cuando eran pequeños, pero que ahora no es más que un desconocido. Y Amy no puede creer (a mi si me pasara tampoco, creedme) que tenga que atravesar varios condados acompañada de un absoluto extraño.

Amy no es la única que carga con problemas y enfrentamientos internos. Roger, de apariencia despreocupada, tiene también una espinita clavada en el pecho que le hostiga por las noches; una espinita llamada Hadley, su amor de la universidad.

Será un viaje donde los protagonistas descubrirán muchas cosas de sí mismos que aún no conocían. Aunque la narración sea en primera persona por parte de Amy, llegaremos a conocer bastante bien a su compañero de viaje.


De vez en cuando, la autora nos ilustra con playlist tanto de Roger (principalmente) como de Amy, así como el cuaderno de viaje que acompaña a nuestra protagonista favorita en todo momento, anotando cada estado que visitan y pasan de largo por la carretera, así como de fotos de los restaurantes y bares y los tickets de compra. Esta parte me ha resultado divertida y llevadera, porque de esa manera no eran solo ellos dos los que conocían Estados Unidos, sino también nosotros.


El amor entre los protagonistas es tan inesperado como un tornado, y no comienza a emerger de forma propiamente dicha hasta el último tercio de la novela. Por eso, el romance no es lo principal, sino una consecuencia colateral de viajar juntos durante varios días mientras visitan los lugares que desean. Dan un rodeo tremendo antes de que Amy llegue a Connecticut y su nueva vida allí, donde la espera su madre hecha una fiera porque su hija responsable se ha saltado a la torera la ruta de viaje que había programado para ella.

Por otro lado, no me ha resultado nada amena. He tardado muchos días en leer esta novela, creo que una semana o más por el hecho de que se me ha hecho un poco pesada por lo repetitiva que es. Pero si tengo que destacar algo bueno de ella, son todos los lugares que he conocido de EEUU y que hasta ahora me resultaban desconocidos así como sus lemas y algunas curiosidades de ellos.

También me ha encantado conocer en primera persona al padre de Amy, pues a veces nos encontramos con flashbacks. Era una persona que le encantaba cortar el césped. Era su mayor afición, aparte de escuchar al gran Elvis y tener como a Sancho Panza, su hija, de copiloto mientras trazaban su próxima ruta.

En definitiva, ésta es una novela para aventureros que no tienen miedo a la adversidad ni a lo que les deparará el mañana, donde podrás ver cómo se cura Amy de sus males kilómetro a kilómetro y a Roger sobrevivir a su propio gran huracán.

8 comentarios:

  1. Hola!
    Me han entrado muchas ganas de leerlo, me lo apunto.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. No había visto esta obra, pero conocí de primera mano la pluma de la autora y me gustó, pero creo que con este me hubiera enamorado. Se me hace muy original esto del viaje, pues si quieres una persona convive de verdad en un viaje largo donde solo el y tu estéis y saldra lo mejor y lo peor, así que me lo llevo.
    Un bes💕
    cdc

    ResponderEliminar
  3. Hola me gusto la reseña. gracias por la recomendación. Saludos,

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Lo leí hace unos años y la verdad es que me gustó bastante, además lo leí en verano y siento que fue el momento perdecto para ello :) ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Tengo muchas ganas de leerlo tras tu reseña, así que me lo apunto.
    Gracias por descubrirme el libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Holaaa
    No lo veo un libro para mí, así que lo dejo pasar, pero muchas gracias por la reseña, está muy completa
    Un besazo! ❤

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. hola,
    quizas me anime con este libro, la verdad es que me ha llamado la atencion... me lo apunto para mas adelante
    Gracias por la reseña
    Besotesssssssssss

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: La iniciativa "Seamos Seguidores" se encuentra en la barra lateral del blog, en una cajita corredera donde están todas las iniciativas en las que participo. No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.