Reseña #88: La importancia del quince de febrero - Sofía Rhei

23:09 2 Comments

*Gracias a EA por el ejemplar
¿Existe la fórmula exacta para el amor? 

Todos los ex novios de Sandra creían en el azar, a pesar de que ella, psicóloga, tiene una mentalidad científica. El último la dejó el día siguiente a San Valentín, el año pasado. De modo que cuando esa fecha fatídica regresa, Sandra se pregunta si existe la fórmula exacta para dar con el hombre ideal. Inspirada por la paradoja de Fermi y por las obras de Isaac Asimov, tiene una revelación: utilizar los datos estadísticos de su trabajo para dar con la pareja perfecta. 

Pero en ocasiones, ni los sistemas científicos ni las casualidades salen como una espera. A veces, lo importante es ser capaz de reconocer el amor cuando aparece, tener la valentía de enfrentarse a una misma y aceptar que las mejores cosas pueden llegar en el momento más inoportuno.


Cuando Edición Anticipada me ofreció la oportunidad de leer esta novela, no tenía ni idea de que me iba a gustar tanto. Una vez terminada de leer, puedo decir que la sinopsis es tan solo la punta del iceberg, y que, por tanto, esconde mucho más entre sus páginas.

Me atrajo la frase de la portada. Esa que dice que si ¿Existe la fórmula exacta para el amor. Y yo me quedé pensando en si podría ser así. ¿Por qué no? La estadística revela cualquier comportamiento de cualquier variable, ¿Por qué no utilizarla para probar esa teoría? La verdad es que seguramente en la vida real se hayan hecho cientos de estudios sobre el tema, y no me extraña que éste fascine a la protagonista de esta historia.

Sandra tiene treinta años, un gato gruñón llamado Sigmud, una madre quien se ha empeñado en idealizar a Isaac Asimov como modelo de padre ejemplar para su hija y está soltera. Trabaja para el grupo Zafiro, una empresa cuyos métodos de obtención de muestras y de información no parecen de lo más ortodoxo, digamos, y tiene cierta tirria a la fecha más empalagosa del año.

Su vida es mundana, demasiado tranquila y pasiva, a excepción de todos sus ex, a los que tiene presente de vez en cuando. En especial a su última pareja y a la que recuerda con intensidad un año después de su ruptura en el día más famoso del año. Y es que, hay personas que nos marcan fuertemente y nos hacen replantearnos ciertas cosas incluso cuando ya no están presentes.

Eso por eso que Sandra, necesitada de un cambio en su vida, emplea todo lo que tiene en su mano para conseguir la versión impresa de su hombre perfecto, materializada en una aplicación, Nadie es perfecto, sobre la búsqueda perfecta online del amor.

Hasta este punto, sólo aparecen Maite, su madre, su gato, su amigo homosexual y Jorge, el informático de la empresa Zafiro. Más adelante ya aparecerán Victor, la madre del susodicho, Rosa la bibliotecaria y una montaña de problemas que no paran de acumularse.

La verdad es que ha sido una novela de fácil lectura, con ciertos puntazos y muy interesante por la forma de analizar las muestras de la población. Soy economista (o muy pronto lo seré) y me parece interesante cómo ha tratado el tema la propia Sandra.

El único fallo que le he visto es que sí, es entretenida de leer, eso lo admito, pero una vez que dejas la lectura para ponerte a hacer tus quehaceres diarios, no termina de engancharte. O por lo menos, eso me pasó con las dos primeras terceras partes de la novela. La novela reflexiona, creo yo, sobre el amor en su forma más anhelada, y en los tipos que pueden existir de forma romántica. La misma protagonista se define como “una comedia clásica”, aunque realmente no lo he visto así. No sabes cuando va a venir el amor ni si puedes forzarlo a que surja con una persona. A veces se necesita algo superior, algo más que la fuerza de voluntad: el azar, el destino, que lo que tenga que ser, será.

Tengo que admitir también que es una novela que te deja pensando. ¿Y si solo tuviéramos que romper las barreras que nosotros mismos nos hemos impuesto? Porque supongo que siempre vamos a tener que ir más allá de donde queremos ir para llegar a realizarnos completamente.

Tiene un componente psicológico muy fuerte y que impacta.

Una razón por la que no me ha terminado de convencer la novela es por un cabo suelto que deja la autora. Es como si simplemente se hubiera olvidado de él. Me recuerda al continuo olvido que sufre la protagonista en la novela. No le perdono haberme dejado con la duda. Y para no revelar casi nada, solo diré que es el secreto mejor guardado de su madre.

En definitiva, ha sido una lectura agradable, reflexiva, de la que ha sido muy fácil desengancharse en ocasiones, pero que aún así he sabido saborear todos los mensajes que mandaba y he disfrutado más de lo que me esperaba.

2 comentarios:

  1. Hola he visto mucho este libro en otros blog pero no me llama la atención. Saludos

    ResponderEliminar
  2. good post 😊 would you like to follow each other? if the answer is yes, please follow me on my blog & i'll follow you back. https://camdandusler.blogspot.com

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: La iniciativa "Seamos Seguidores" se encuentra en la barra lateral del blog, en una cajita corredera donde están todas las iniciativas en las que participo. No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.