jueves, 27 de junio de 2019

Reseña #95: La maldición de los reinos - Erya


Una rosa. Un cetro. 
Un palacio. Un océano. 
Una maldición. Un castigo. 
Un solo destino. 

¿Y si la sirena hubiera nadado al castillo de la bestia?


A esta novela le tenía miedo, y lo digo en serio. En ella convergen dos cuentos clásicos en una sola historia, los dos mis favoritos. Al principio estaba recelosa, no pensaba que me fuera a gustar, ¿O sí? Estaba hecha un lío, y no fue hasta varias semanas después que volví a pensar en esta novela. ¿Y si le doy una oportunidad? Mi mente respondió al instante: ¿Y por qué no?

No fue hasta que leí la opinión en amazon de una bloguera que tiene gustos literarios parecidos a los míos que me decidí de verdad a leer La maldición de los reinos. ¿Pero qué digo? Leer… uff… más bien lo HE DEVORADO en apenas unas horas. Ha sido maravilloso, ver cómo están en comunión los distintos reinos (porque aparte de ser un retelling de La sirenita y de La Bella y la Bestia, aparecen muchos más cuentos clásicos, dando una perspectiva interesante a la ambientación de la novela).

No sabía que iba a gustarme tanto, aunque en lo referente al retelling de La sirenita, me sigo quedando con la versión cruel de Matar un reino.

Aneris, hija menor del rey de los océanos, de repente se despierta en una playa desierta, en pleno invierno y desnuda. No entiende su situación al principio: tiene piernas y el agua salada está tan fría que la hace temblar, algo que nunca antes le había pasado. Intenta volver, se vuelve a sumerger en las frías aguas, esperando a que su preciosa cola de sirena vuelva a aparecer y pueda volver nadando con los suyos. Pero para su desdicha, no es así, por lo que se obliga a mirar el reino de los humanos, buscando un lugar donde resguardarse. Es entonces cuando divisa un castillo con vistas al mar, y decide ir allí, trastabillando como un cervatillo, luchando contra el frío y el equilibrio.

El monstruo que se refugia entre las pareces de aquel majestuoso castillo no es más que un joven condenado por la Rosa Escarlata a pasar el resto de sus días con la apariencia de una bestia, por su egoísmo y ambición. Adrien, el futuro heredero de su reino, maldecido por su codicia y su desdén.

No es hasta que Aneris llega a su vida, rompiendo el silencio del castillo, su monotonía y autocompadecencia, que no se da cuenta de que quizás siga habiendo algo de esperanza para él. Pero la descarta enseguida, ¿Quién iba a amarle con su aspecto? Aneris, con su dulce voz y su inmensa curiosidad por todo, de apariencia ligera, no se achanta cuando Adrien intenta asustarla, intimidarla y arrojarla fuera de sus dominios. Aneris le planta cara, ella no es como las muchachas que llegan a su castillo por casualidad, que salen despavoridas al verle.

Aneris es un personaje que se basa mucho en el cuento original de La sirenita, pero también en la clásica versión de Disney, y a pesar de ello, la autora ha sido capaz de darle un tinte distinto. Ella no abandona con facilidad, y pese a sus fallos y tropiezos, sabe salir hacia delante, ser fuerte y hacer frente a todos sus problemas. Su carácter persistente es lo que ha hecho que el príncipe que fije en ella, a parte de su apariencia: cabello largo y ondulado, color borgoña; ojos del color del océano, soñadores y atrevidos.

La mezcla de muchos más cuentos le ha dado un toque especial, aunque si que es verdad que esta parte no me ha terminado de gustar. La historia de Aneris y Adrien tiene sus altos y altibajos, pero lo que sí puedo decir es que es una historia que funciona. Apta para todo soñador que quiera adentrarse en un mundo lleno de magia y romance (que se note que el romance no es estrictamente romance desde el minuto uno, sino que es algo que nace lento y sin prisas, uno de los aspectos que más me ha gustado en lo que concierne a La maldición de los reinos. Después va el hecho de cómo deben solucionar las maldiciones que atañen a cada reino, precioso. Su resolución confluye de forma bellamente tallada).

8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No soy de leer este tipo de libros, pero este le tengo echado el ojo porque me llama bastante la atención y la portada es preciosa.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Veo que te ha gustado ^^
    Me he leído por encima la segunda mitad de tu reseña. Es que lo estoy leyendo y la verdad es que no he leído ni la sinopsis muy bien, para llevarme una sorpresa. Es la primera vez que lo hago y me da miedo XD.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! No sabía de este libro pero la verdad es que no me importaría darle una oportunidad. Con sus cosas buenas y menos buenas creo que a mi me puede gustar así que lo tendré en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Me alegra ver que te ha gustado. Yo también tengo un poco de miedo con este libro, pero se que lo voy a acabar leyendo, el problema es cuando jajaja.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Totalmente de acuerdo contigo, me pasó lo mismo que a ti, tenía pánico de este libro pero al final me ha dejado cautivada y deseando saber más de lo que ha creado la autora.
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  6. Holaaa
    Este libro me llama mucho la atención, la verdad, espero poder leerlo pronto
    Muchas gracias por tu reseña
    Un besazo ♡

    ResponderEliminar
  7. Holaa, qué genial que te hayas atrevido con el libro porque se ve bien bonito, a mí me da mucha curiosidad cómo manejan las dos historias para que funcionen en una, en fin, que a ver si me termina de caer :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que los retellings no son lo mío, así que creo que lo dejaré pasar :)

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.