lunes, 17 de febrero de 2020

Reseña #102: Asesino de Brujas (La bruja Blanca) - Shelby Mahurin


«Un debut brillante, lleno de todo lo que me gusta: una heroína vibrante y completamente realizada, un sistema de magia intrincado y letal y un romance ardiente que me mantuvo en vilo toda la noche. Asesino de brujas: la bruja blanca es sin duda una joya.» 
—Sarah J. Maas, autora de la saga Una corte de espinas y rosas, best seller del New York Times. 

Unidos como uno para amarse, para honrarse o para arder. 

Dos años atrás, Louise le Blanc huyó de su aquelarre y se refugió en la ciudad de Cesarine, donde renunció a la magia para vivir de lo que pudiera robar. Allí, cazan a brujas como Lou. Les temen. Y las queman. 

Como cazador de la Iglesia, Reid Diggory ha vivido su vida bajo una regla: «No permitirás que ninguna bruja viva». Pero cuando Lou realiza una gran artimaña, tanto ella como Reid se ven obligados a aceptar una situación impensada: el matrimonio. 

Lou, incapaz de ignorar sus sentimientos que son cada vez más fuertes, pero sin poder cambiar quién es, Lou debe elegir. 

Asesino de brujas: la bruja blanca se desarrolla en un mundo de mujeres empoderadas, magia oscura y donde los romances son fuera de serie. Cuando lo termines de leer, querrás más.


Es quizás el libro que más me ha gustado en lo que llevo del año. Con él me acorde mucho de La Bruja Negra de Laurie Forest.

A Louise Le Blanc le persigue un destino atroz; un secreto tan oscuro y profundo que son pocos en su círculo social que realmente saben la verdad. Sobre el porqué de la cicatriz que le marca el cuello; sobre el porqué es tan reservada y, sobre todo, sobre el porqué tuvo que ir de su aquelarre y convertirse en una gran ladrona habilidosa.

Louise tiene una personalidad arrolladora. Es una bruja blanca, y desde que abandonó su aquelarre no ha vuelto a usar la magia. Está desentrenada, pero deberá volver a recurrir a ella si quiere seguir respirando.


El capitán Reid Diggory siempre ha vivido bajo el mantra de que las brujas deben arder y de que la magia es algo que erradicar del mundo. Bajo la creencia de Dios y de la Biblia, actúa en consecuencia y bajo las órdenes del Arzobispo.

Sus vidas se unen de la forma más rocambolesca que existe. Tras un asalto en el que casi le cuesta la vida de Louise, se refugia y lame sus heridas en el único lugar en el que ha conseguido sentirse segura desde que se fue de su hogar. Un terrible malentendido le obliga a permanecer al lado de Reid de manera permanente.

Ante la amenaza que la persigue, ¿Qué es mejor? ¿Seguir por su cuenta, buscando un sitio en el que esconderse o mantenerse al lado de un chasseur? Puede que la jugada le resulte bien… o puede que no.

De lo que no dudo es lo rápido que puede adaptarse esta bruja ante las situaciones nuevas que se le presentan. Debido a su espíritu libertino y pagano, no he podido evitar reirme en más de una ocasión de sus ocurrencias. Sobre todo, en la forma que le hacía sonrojar tanto a Reid como a Ansel, pero sobre todo a éste último. Jesús, no creo que pueda olvidarme, por lo menos en un largo periodo de tiempo, de la canción de Liddy, La Pechugona.

Aparecen otros personajes, como Coco, una bruja de sangre amiga de Lou; Madame Labelle, Beau, Ansel y Morgane son los que más fuerza van tomando según se va acercando el desenlace de este primer libro. Ansel es con el que, sin duda, he sentido más simpatía; el que mejor me ha caído y el que, de los personajes secundarios, el que más ha evolucionado desde el principio. También he visto que la evolución de Reid ha sido lenta, pero constante.

Según iba leyendo las últimas páginas, pensaba: por favor, que sea único libro y que en el siguiente libro, el protagonista sea otro personaje. Pero mis ruegos no han sido escuchados y hasta el 20 de junio de este año no sale el segundo libro en inglés. Aunque el final me ha resultado bastante cómodo porque la autora cierra muchos hilos, aún deja varios cabos sueltos y sobre todo un gran interrogante con el que me quedé a su vez pensando: ¿De verdad que me va a dejar con esta pregunta en los labios? Sí, sí… el mundo es cruel.

Mi último deseo para esta serie de libros es que sea BILOGÍA (lo que parece ser que sí, según el blog Fantasymundo)

Por último deciros que, aparte de que La bruja blanca te habla, como bien dice el libro de un periodo de brujas, si os gusta la fantasía y el romance os va a encantar. Sobre todo el espíritu de Lou. Ocurrente pagana, es que cada vez que pienso en ella se me escapa una sonrisa. Solo por ella deberíais leer su historia.

4 comentarios:

  1. Hola Naya!
    Que bonitas palabras que nos traes de este gran libro ,por supuesto se va directamente a mi lista de imprescindibles porque ya quiero saber todo sobre la brujita y sus personajes, gracias linda,bssss

    ResponderEliminar
  2. Me parece un regalo ideal para la facción juvenil de la familia 😁🥰💚💋

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.