jueves, 2 de enero de 2020

Reseña #99: Te lo dije - Megan Maxwell


«Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria», pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda. Y tenía razón, porque a pesar de sus gafas Prada, de sus bolsos Chanel, de sus zapatos Gucci y de todos los Carolina Herrera del mundo que cuelgan en su armario, Victoria sólo es una mujer amargada que vive en la mejor zona de Madrid. 

En medio de este caos emocional, su empresa le da un ultimátum: si en dos meses no consigue convencer a un conde escocés de que ceda su castillo para rodar un anuncio de una marca de relojes, la pondrán de patitas en la calle y perderá su fantástico estilo de vida. 


Con un fracaso amoroso a cuestas y una difícil misión empresarial, Victoria se encamina a las Highlands en busca del conde McKenna, pero allí, aparte de lluvia, paletos y vacas, la única pista que encontrará del invisible aristócrata será la de su mano derecha, Niall, quien tiene un plan muy bien trazado para tratar a la española gruñona.


Te lo dije es una divertida comedia romántica salpicada de escenas emotivas que te harán pensar en lo maravilloso que es el amor.



No sé cuántas veces me habré leído ya Te lo dije, de Megan Maxwell. Dos o tres, no lo sé, pero el caso es que cada vez que la leo, me siento tan bien con la historia tan rocambolesca que tardo cero coma en terminar de leerla. En esta ocasión, ha sido oficialmente mi primera (re)lectura del año y he tardado menos de dos días en leerla. Obviamente no la he leído del tirón, ¡ojalá hubiera tenido tiempo material para ello! (aunque mi Kindle ponía un ritmo de lectura de tres horas y media, si esto fuera verdad, ¡que me aspen!). Y, lo peor de todo, es que ya he roto mi primer propósito de año nuevo: no leer nada hasta acabar con los exámenes de la universidad de enero. Colpa mia, no podía resistirme, necesitaba una pequeña dosis de Maxwell.

La primera vez que me crucé con esta novela fue en una tienda de libros de segunda mano. Estaba tan bien conservado, sin arrugas ni dobleces, que fue un flechazo a primera vista, casi como lo que sintió Niall al ver por primera vez a Victoria. Creo que fue la segunda novela que leí de la autora y recuerdo que me encantó. Y me sigue encantando actualmente, obviously.

Después de tantos años desde aquello, los mismos sentimientos siguen ahí, divirtiéndome como pocas lecturas lo hacen, haciéndome reír mientras que a la vez se me salta alguna lagrimilla. Para mí que es el efecto Maxwell que hace que me parta el culo cada vez que leo una novela suya.

Los protagonistas de esta historia ya los he nombrado. Niall y Victoria no podían ser más diferentes. Mientras que Victoria es una estiradísima publicista de Madrid, con una vida llena de lujos, Niall es un highlander que se siente demasiado atraído por su tierra y por su familia. Que se conocieran solo podía ser posible por el caprichoso destino.

Victoria tiene muchos problemas encima: su mal carácter hace que todo el mundo la odie, aunque eso a ella le importa tres pimientos. Sus verdaderos problemas son dos: que el Conde McKenna firme un acuerdo para poder grabar en Eilean Doran un importante anuncio de relojes y que se haya enterado de los pedazo de cuernos que le ha puesto su Charly un día antes de la boda. Un tío imbécil, con una madre repipi, con más cara que pasta 😂

Su hermana Bárbara, una escritora con un corazón destrozado, la acompaña en su aventura (porque no se puede describir de otro modo todo lo que les pasa a estas españolas) a convencer al resbaladizo conde McKenna. Todo un show desde que plantan los pies en suelo escocés. Niall y Robert estaban en la entrada de la recepción del hotel en la que se alojarían las hermanas cuando se cruzaron las miradas. Victoria horrorizada (los que hayan leído la novela sabrán por qué) y Niall curiosamente atraído por una mujer odiosa a más no poder.

En esta novela, además de a la pareja protagonista, conocemos a la familia tanto de ella como de él. Y todos son un encanto.

De verdad que os lo digo, si aún no os habéis leído esta novela es que es para ataros. La autora narra sin tapujos y nos hace reír con todo lo que pasa en ella. Recomendada al 100% (por si no os había quedado claro por la cantidad de veces que la he leído).

1 comentario:

  1. Gracias por la recomendación pero lo dejo pasar no me convence prefiero enfocarme en mis pendientes. Saludos

    ResponderEliminar

No te hagas de rogar, además, sé que lo estás deseando...¡Déjame un comentario! :D

Pd: No me dejeis comentarios que no estén relacionados con la entrada. De lo contrario serán eliminados.